Tu preparación también cuenta

Es muy fácil subirte a un coche con ayudas, tipo dirección asistida, servofreno, etc y decir que estás en forma para llevar el coche en circuito. Y a lo mejor sea así, pero si no haces una preparación concreta, en realidad suele ser sólo suficiente para las primeras vueltas en circuito.

En realidad, la dirección (hombros, dorsales, biceps, etc) y el freno (cuadriceps) son sólo dos de las partes en las que tienes que hacer fuerza física, pero no es la principal. La más importante, si no lo sabías ya, son tus abdominales.

Músculos Piloto

¿Cómo crees que te sujetas al coche? Pues claro, con el asiento y el cinturón; pero ni aunque lleves un backet puedes evitar moverte dentro del asiento si tu cuerpo no se “sujeta” adaptándose a las fuerzas y desplazamientos, por pequeños que sean dentro del asiento.

La única manera en que te sujetas, es “amortiguando”, corrigiendo, y compensando las fuerzas que sufren todo tu cuerpo con los abdominales, que al fin y al cabo, son los músculos que sujetan toda tu espalda y tu cuerpo.

Si no estás acostumbrado a conducir realmente rápido, es decir con cargas de frenada y laterales cercanas o superiores a un G, como se ven normalmente en circuito, puede ser que te encuentres “fatigado” en unas pocas vueltas y lo peor, al no ser algo aeróbico, ni te des cuenta.

Si al cabo de unas pocas vueltas notas que te cuesta sujetarte al volante, que te estás moviendo mucho en el asiento, sobre todo comparado a cuando empezaste, es probable que necesites hacer una preparación física más completa para sacar el máximo partido a tu montura.

Independientemente de que tu asiento sea uno poco adecuado a un uso deportivo. Aunque desde luego, si no es un asiento que te sujete bien, sólo facilitará que te canses, al necesitar un mayor esfuerzo para quedarte en el mismo punto en cada frenada y curva.

Piloto entrenando

“¿Y por qué quiero yo irme al gimnasio para irme de tandas?” Bueno, si vas de tandas, me extrañaría que no te empieces a “picar” por querer bajar tus tiempos, si es que no lo haces ya. Y una preparación física adecuada es la clave de poder ser constante en cómo conduces en cada vuelta.

No te olvides que la clave para poder aprender a ser rápido, es poder ser constante primero. Así, una vez “estabilizas” tu tiempo, y haces vueltas constantes, puedes “probar” esto así o asá, y de ahí sacar conclusiones de qué te hace más rápido o más lento, con adquisición de datos o el frío cronómetro, o app del teléfono, eso ya cómo lo gestiones tú.

Ah, y por supuesto, con esa constancia eres capaz de notar mucho mejor los cambios en el comportamiento del coche a cada vuelta, y cómo el propio coche se “fatiga” (frenos, neumáticos, refrigeración, etc) en cada vuelta; haciéndote estar mucho más en control y en contacto con el coche, permitiéndote entenderlo mejor, y saber cómo sacarle más partido.

¿Aún no te has convencido de lo importante que es que no sólo tu coche, si no tú también estéis en forma para el circuito? ¿Te da pereza, no tienes tiempo o ganas de ir a un gimnasio?

Máquina ejercicios piloto

Es que para unos básicos, tampoco necesitas ir a un gimnasio, aunque sea recomendable; ni tampoco dedicarle 4h al día. Con una tabla de ejercicios cuidadosamente asesorada por un profesional como por ejemplo nuestro amigo Quique Sanchez, de la escuela española de pilotos, que tiene un grupo hecho ex-profeso para este fin en Facebook. Alguien así puede hacer que tu rendimiento y tus prestaciones frente al crono mejoren sustancialmente. ¡Y sin gastarte un pastizal en mejoras que se gastan y luego tienes que volver a comprar, esto es para ti para siempre!

Esta no es ni mucho menos la guía definitiva para hacerte un atleta. De hecho, no es ni una guía. Es sólo una llamada de atención para que te des cuenta de que si quieres mejorar, no sólo hay que mejorar el coche.

El primero que tienes que mejorar, siempre, eres tú. Y ni siquiera hemos hablado de la preparación mental, que da para otra entrada; como ya tocamos un poco en su día.

Aprovecha que aún tienes tiempo de hacerte una mini-tabla de ejercicios, y así sacarle aún mejor partido a tus tandas.

No te olvides compartir el artículo con tus colegas quemados. ¡¡¡Gracias!!!

One thought on “Tu preparación también cuenta

  1. Ander Arribillaga

    Completamente cierto. Yo no lo he notado en mi coche cuando lo he metido a pista, pero con el kart sí que noto que mis antebrazos sufren mucho, y que incluso en las últimas vueltas tengo que soltar la mano del volante (en rectas y durante poco tiempo eh?) para aliviar un poco la carga.

Deja un comentario