Tu preparación también cuenta

Es muy fácil subirte a un coche con ayudas, tipo dirección asistida, servofreno, etc y decir que estás en forma para llevar el coche en circuito. Y a lo mejor sea así, pero si no haces una preparación concreta, en realidad suele ser sólo suficiente para las primeras vueltas en circuito.

En realidad, la dirección (hombros, dorsales, biceps, etc) y el freno (cuadriceps) son sólo dos de las partes en las que tienes que hacer fuerza física, pero no es la principal. La más importante, si no lo sabías ya, son tus abdominales.

Músculos Piloto

¿Cómo crees que te sujetas al coche? Pues claro, con el asiento y el cinturón; pero ni aunque lleves un backet puedes evitar moverte dentro del asiento si tu cuerpo no se “sujeta” adaptándose a las fuerzas y desplazamientos, por pequeños que sean dentro del asiento.

La única manera en que te sujetas, es “amortiguando”, corrigiendo, y compensando las fuerzas que sufren todo tu cuerpo con los abdominales, que al fin y al cabo, son los músculos que sujetan toda tu espalda y tu cuerpo.

Si no estás acostumbrado a conducir realmente rápido, es decir con cargas de frenada y laterales cercanas o superiores a un G, como se ven normalmente en circuito, puede ser que te encuentres “fatigado” en unas pocas vueltas y lo peor, al no ser algo aeróbico, ni te des cuenta.

Si al cabo de unas pocas vueltas notas que te cuesta sujetarte al volante, que te estás moviendo mucho en el asiento, sobre todo comparado a cuando empezaste, es probable que necesites hacer una preparación física más completa para sacar el máximo partido a tu montura.

Lo interesante viene ahora y este contenido es para Gentleman Driver .
Log In Regístrarse y acceder