Simuladores, ¿la nueva cantera?

Es un secreto a voces. Atrás han quedado los tiempos en que la única manera real de empezar a subirse a un coche de carreras sin ser mayor de 18 años era el Karting. ¿Pero cuántos de los simuladores actuales te hacen de verdad ser mejor conductor? ¿Y cuántos son suficientemente representativos de la realidad para considerarlo una buena cantera de pilotos?

richard-bradley_5964

Me extrañaría mucho que nunca hubieras jugado a algún Gran Turismo, Forza o similar pero, ¿son simuladores de verdad? Es bastante relativo.

En realidad, si lo comparamos a los mejores “”simuladores de conducción”” de hace 20, o incluso hace diez años, pocos le hacen sombra. Pero hay cosas más importantes en un simulador que tener miles de coches para elegir y unos gráficos fotorealistas.

Project-CARS-61

Un simulador, por definición imita a la realidad, pero nunca puede llegar al mismo nivel. Hemos avanzado mucho desde la época del OutRun. A día de hoy tenemos vibración y fuerza en los volantes (seguramente el cambio más revolucionario del sector), y últimamente se empiezan ya a ver bastante gente corriendo con tres monitores, o cámaras de realidad virtual (Oculus rift); pero aún nos queda bastante trabajo para conseguir la sensación de conducir el coche y sentir la velocidad.

598988-loc-karting

Tampoco es nada fácil que la inmersión sea tal, que de esa sensación que tenemos al volante de incertidumbre, de duda si pasaremos a fondo o si nos saldremos de pista. Algunos no se atreverán a llamarlo por su nombre, pero es simple y llanamente miedo. Miedo a hacernos daño.

02411

Pero hay algo intangible más importante que muy pocos simuladores transmiten incluso a día de hoy (y sólo en condiciones concretas); y es esa “conexión” que te hace sentirte uno con el coche desde que te subes a él.

KSP_ZANCHETTA_MARCO_1686_0

No es tan raro que ocurra esto en juegos, ya que hay coches que no transmiten nada, y estamos hablando de la vida real.

Es “culpa” de los desarrolladores que no saben como transmitirnos esas sensaciones mejor, pero también es cierto que transmitir esas sensaciones que nos da un buen volante no es para nada fácil de implementar. De hecho, en cierto modo casi es un arte, con trasfondo de ingeniería, pero que requiere una sensibilidad especial.

016915

Es un trabajo que parte de unas sensaciones percibidas, y para eso hay muchos factores. Desde la configuración del hardware (volante, pedales, refresco de monitores y procesador), pasando por la programación del simulador y el vehículo, y por último, por el “piloto probador” que le dice al desarrollador si está en el camino adecuado.

pcars

Además, como acabamos de decir, algunos coches no transmiten nada, así que una simulación de ellos, ¿debería de transmitir más que el coche real…? Eso da casi para otra entrada así que lo dejaré ahí por ahora.

Assetto_Corsa_Ferrari_F40_Preview

Volviendo a si los simuladores pueden ser la nueva cantera; en nuestra opinión, sí y no. Un buen piloto con un buen equipo de ordenador y volante, bien puestos a punto, puede despuntar y parecer muy rápido, pero si luego no puede “transmitir” eso a la realidad, en forma de tener la sangre fría y concentración para repetir lo que delante de un monitor “sale solo”.

Pero eso no es todo contra lo que le tocará luchar. Tendrá que lidiar con fuerzas apretándole contra el asiento en todas direcciones, las vibraciones del motor, y aún no hemos empezado a hablar de problemas técnicos y limitaciones de tiempo para arreglar o poner a punto un coche a su gusto, que en un simulador están al alcance de un “click”.

5260487857_9eebe52c6a_z

Y sobre todo, tendrá que asumir el riesgo inherente a competir en deportes de motor. “Motorsport is dangerous”. El salto del mundo del simulador, donde el riesgo es cercano a cero, a un coche, donde cada curva, cada adelantamiento puede convertirse con una mala maniobra en un accidente, es donde se nota si uno tiene la suficiente capacidad de abstracción para no pensar en el riesgo que está corriendo y tirarse con el mismo arrojo, control y saber hacer que tenía delante de una pantalla.

Aquí está la clave. Si uno no sabe dar el salto, es imposible que esto sirva de plataforma. Y no te creas que esto es nada fácil. Uno de los mejores jugadores (¿o debería de decir piloto?) de simuladores del mundo es un finés que entonces ni siquiera tiene (o tenía) carné de conducir. La primera vez que se subió a un coche de carreras, un fórmula, además, con bastante carga aerodinámica y, en sólo cuatro vueltas, estuvo a tres segundos de un tiempo competitivo.

Es fácil decir que tres segundos no le harán competitivo, pero cuidado con sacar conclusiones precipitadamente. Greger Huttu nunca se había subido a un coche de carreras hasta el momento. Su falta de forma física no le permitió bajar ese tiempo a lo largo del día, pero piénsalo por un momento: En menos de cuatro vueltas se tiró a fondo con un coche así.

Y hablando antes de Gran Turismo, muchos habréis oído hablar de la GT Academy, que nos ha dado pilotos muy buenos, especialmente el primero, el español Lucas Ordoñez, a día de hoy un deportista de élite, y muy respetado en carreras de resistencia.

lucas_ordonez

No es de extrañar que el Karting tenga menos popularidad, aunque al final del día, el talento que uno tiene para hacer un tiempo rápido no tiene sólo que ver con lo rápido que seas en Gran Turismo, si no para ser lo más completo posible en todos los aspectos.

Project-Cars

No sólo es ser rápido, si no añadir tu resistencia física y psíquica, tu adaptabilidad a condiciones cambiantes y a mil factores más que ningún simulador es capaz de recrear. Son los que dan este salto a un mundo muy complejo y que saben adaptarse rápidamente los que más pueden dar la talla.

Así que si algún día soñaste con ser piloto, la próxima vez que estés jugando a un simulador, no olvides que conducir es lo más fácil de todo lo que te vas a encontrar.

011

El próximo día hablamos de los mejores simuladores, ¡no te lo pierdas!

Si te ha gustado, no olvides compartirlo con tus amigos corredores y “gamers”. Gracias! =)

6 thoughts on “Simuladores, ¿la nueva cantera?

  1. geniustimer

    Totalmente deacuerdo con el “factor mieditis”. En los simuladores se tiene mucha confianza y el pie derecho muy pesado. Esto hace que en carrera la gente no tenga miedo a toques, salidas de pista, trompos… En la vida real es otro cantar.

    Mi experiencia en circuitos ha sido con Kart de 100cc y 125cc (shifter) y puedo decir que ni por asomo he sentido en un simulador la mitad de la mitad de sensaciones, sobre todo el mencionado “factor miedo” que te obliga durante 6 vueltas a tantear una curva si puede hacerse a fondo o no a una velocidad absurdamente alta. También hay que tener en cuenta el desgaste físico que conlleva aguantar esas fuerzas G. Por desgracia en tema de turismos no puedo opinar ya que nunca he rodado en circuito/rallye con uno para poder comparar estos datos con los de un simulador.

    La simulación bajo mi punto de vista es muy beneficiosa para aprender a sacar líneas ideales de trazadas y toma de referencias según lo que tengamos entre manos. Lo que creo que no vale es para toma de confianza y decisión a la hora de atacar curvas

    En las 24hr de Guadix (2013) me se de uno que con 6 meses de carnet y sin coche propio con muuuuchas “horas de vuelo” en simulador consiguió sacar a mas de uno los colores con un 318 E30 rescatado del plan prever…

    En mi opinion creo que los simuladores ayudan mucho a mejorar la técnica de manera lowcost, salvando las distancias, claro está.

    • Jorge Azcoitia Jorge Azcoitia

      Cierto, ¡gracias por tu aportación!

      Otra cosa muy importante que se puede entrenar con los simuladores es, además del tema de trazadas, a ser constante y a saber desarrollar “cabeza” para acabar carreras, especialmente las largas.

      Un saludo =)

  2. Delco Octane Delco Octane

    Gran entrada Jorge. Yo llevo tiempo pensando en pillar un R factor o algo así y un conjunto volante-pedales pero no se si en el apartado técnico se necesita un ordenador muy moderno o si mi PC cumple los requisitos.
    Un Saludo.

    • geniustimer

      Delco Octane. Sin conocer mucho de tu equipo creo que con el simulador rFactor (es de 2005) no deberías tener problema alguno para poder hacerlo funcionar en tu equipo, ya que los ordenadores actuales bajos de gama pueden con él sin problema.

      En cuanto al volante, como mínimo te recomendaría el G25/G27 (este primero de segunda mano porque ya no lo fabrican) ya que al tener pedal de embrague, cambio en H y 900º de giro en el volante te dará mucha más sensación de realismo para rodar en el simulador.

      Si tienes alguna duda sobre los requisitos de tu equipo puedes ponerlo y vemos si funciona un simulador más moderno (Assetto Corsa, Project CARS…) 😀

    • Jorge Azcoitia Jorge Azcoitia

      Muchas gracias, Delco Octane! Efectivamente, como te dice Geniustimer, los requisitos de ordenador son bastante bajos (mientras que no pongas muchos coches en pista o circuitos de alta demanda de gráfica).

      Por otra parte, en la entrada de esta semana he dejado algunas pinceladas de lo imprescindible para que más gente como tú se anime a dar el salto.

  3. […] Como os prometimos hace dos semanas, aquí tenéis una primera entrega del resumen de los mejores simuladores que puedes utilizar para mejorar tu técnica, velocidad, trazadas y “cabeza” en carrera. […]

Deja un comentario