Prepara tu coche para el Nürburgring (V)

El otro día tuvimos que parar antes de que os diera un infarto con tanta curva criminal y peligro en cada metro del Nürburgring. Hoy terminamos la vuelta con la parte más divertida del circuito. ¡A por él!

dn16b_0907hr

Seguimos subiendo por la rapidísima zona de Keselchen a pie tabla, trazando con cuidado para no perder ni una centésima. Pasamos la ese (R-22) a fondo, sin mucha dificultad, pero inmediatamente nos colocamos a la derecha, casi pisando el piano plano con las ruedas del lado derecho, para la siguiente sección de Klostertal, empezando con otra de esas curvas realmente críticas, tanto para los tiempos, como de difícil y peligrosa: Mutkurve (“la curva del valor”).

Kesselchen

Es una curva que engaña porque parece un simple codo (L-23), pero una vez en ella se hace bastante larga, y si después de “besar” el vértice no nos quedamos un rato aún por el interior, cerca del piano, nos saldremos de la zona de goma (parte del asfalto donde hay más agarre al paso de los coches, que depositan pequeños trozos de goma que se adhieren al asfalto, mejorando el agarre de la superficie), que se nota muchísimo, y nos escupirá rápidamente con muy pocas opciones de mantenernos en pista.

Tomar esta curva rápido requiere lo que dice su nombre: muchísimo valor. Lo más rápido que he podido iniciarla, (una vez más, siempre con el gas a fondo una vez iniciemos el giro, para siempre tener estabilidad y un comportamiento constante) ha sido a 170 kmh (con mi Toyota AE86, un coche pequeño de 1100 kg, y con semis). Por lo que he visto en onboards, los coches rápidos (GT3, GT-R, etc) no van mucho más deprisa aquí.

Es clave apurar y salir a la máxima velocidad posible, porque aún nos quedan unos 10-15 segundos de pedal a fondo hasta la frenada para la anticlimática Klostertalkurve, mucho más lenta que la parte de la que venimos. En segunda suele ser demasiado corta y la tercera parece que el coche se ahoga.

Quitando la frenada, que cuesta medir al ser una zona mucho más lenta, y que es una curva de radio variable, al empezar como una leve izquierdas cerrada que a la salida se abre, no tiene mucha complicación, y nos enfila hacia el icónico Karussell sin mucho problema.

Klostertal and Caracciola-Karussell

A propósito del Karussell, puedes ir por fuera, por el asfalto todo el rato, y si quieres meterte en algún momento al cemento, si vas lo suficientemente despacio para reducir tanto tu radio de curva. También puedes ir todo el rato por dentro, por el cemento, pero nunca te salgas de la parte de cemento antes de tiempo, o puedes salir rebotando y acabar en la valla, como casi me pasó en mi primera vuelta hace años.

dn16a_1535hr

Pasamos a atacar dos codos rápidos a izquierdas en cuesta. El primero, salvo que tu coche tenga mucho más motor que chasis, debería de poder tomarse a fondo en 3ª ó 4ª a fondo. El segundo tiene más cuesta, y es un poco más cerrado. Si puedes darlo a fondo, seguramente sea porque tu coche sea bastante lento -como era el mío hace años…-.

Es interesante salir bien colocado de el segundo para tomar la siguiente secuencia de otros dos codos a derecha perdiendo la mínima velocidad y tiempo posible de cara a la siguiente zona.

Caracciola-Karussell

Después de la zona más alta del circuito (Hohe Acht), llegamos a las eses de Hedwigshöhe y Wippermann. Aquí empieza la parte más intensa y divertida de toda la vuelta. ¡Agárrate!

Lo interesante viene ahora y este contenido es para Gentleman Driver .
Log In Regístrarse y acceder