Prepara tu coche para el Nürburgring (IV)

En la anterior entrada comentamos algunos peligros, pero ahora queremos hablar de las curvas y zonas más peligrosas y/o difíciles de esta pista. Presta atención porque es una entrada con mucha información que procesar, y seguramente te toque ir revisándotela para tenerlo todo claro.

dn16d_0440hr

A medida que vamos describiendo las zonas peligrosas, te darás cuenta que he tenido que hablar de casi todas las curvas durante toda la vuelta. Practicamente no dejan de haber zonas de peligro (como atestiguan los vídeos de Youtube con accidentes en prácticamente todas las curvas). Además, como irás viendo, muchas de estas zonas se enlazan unas con otras, sin darte un descanso. Bueno, coge aire… ¡vamos a ello!

Nada más entrar la vuelta, en Hohenrain empiezas con una curva a izquierdas que, si bien no es muy peligrosa, engaña y es difícil saber tomarla bien. Lo complicado reside en que es una curva bastante cerrada, con mucho peralte, pero que acaba abriéndose bastante y con mucho menos peralte. Seguramente por algún efecto óptico, no es fácil compensar estos cambios para saber dónde girar inicialmente y salir con la máxima velocidad.

Tiergarten and Hohenrain

La primera curva nada más empezar la vuelta es la L-4… y ya vas a tener que tener que hacer un buen trabajo para tomarla bien

Y no te relajes mucho, según sales empiezan dos curvas seguidas a derechas muy rápidas. La primera a izquierdas es a fondo (podemos llamarlo simplemente “un codo” o curva rápida). Es fundamental cómo sales de esta de cara a la siguiente. Quédate en el margen izquierdo lo más que puedas al terminar de la primera. Ahora en la segunda es cuando de verdad viene la curva.

La trazada a priori no tiene nada de particular, salvo que ya llegas lanzado de la primera a derechas y apenas te da tiempo a colocarte, porque no llegas a terminarla y ya estás iniciando el giro para la segunda. Importante: sal de la primera y ajusta tu velocidad (sigue a fondo, levanta o incluso frena, según el tipo de coche y agarre que dispongas), y no inicies el giro, hasta que tu pie vuelva a estar acelerando a fondo, para tomar la curva con la mayor estabilidad posible.

Una vez has empezado bien, la curva no tiene mayor complicación quitando que puedes tomarla a unos 150 kmh (en un coche ligero y con buenos neumáticos semislick) si la trazas perfectamente (es buena señal si apenas rozas con las ruedas exteriores en el piano plano que hay a la salida). Si quieres ir más rápido, seguramente necesites trabajar bastante el apoyo aerodinámico, que en curvas como esta se nota bastante.

Hatzenbach

Enseguida llegamos a la siguiente curva delicada, al principio de Hatzenbach, la rapidísima R-4. Y ojo con la frenada en apoyo para R-5, y cómo la L-8 se cierra a la salida

Según sales de ahí, ¡no te relajes! Tienes una breve recta para colocarte para la frenada de L-6, que es fuerte y en curva, sobre todo al final, así que no frenes “hasta la cocina” de tarde, porque necesitas que el coche gire mientras frenas al final.

La derechas (R-5) a continuación marcará el ritmo del resto de curvas a continuación. Es importante bajar la velocidad lo mínimo posible, para ir lo más lanzado posible hasta la siguiente a derechas (R-6).

A la salida de esta sección, ojito con L-8, ya que la salida se cierra y te “escupe” al piano de fuera, que puedes usar como comentábamos el otro día para que te frenase un poco, pero tampoco te va a salvar siempre, así que trata de girar a izquierdas lo más tarde posible desde R-6.

Si el coche te lo permite sin perder estabilidad, puedes morder el piano del interior de a derechas (ojo, es muy alto) para coger algo de amplitud de cara a entrar en L-8.

En cualquier caso, sacrifica la trazada de la R-6 de derechas, ya que siempre ganas más tiempo en la recta corta que viene después de L-8.

Se acaba Hatzenbach, pasamos rápidamente por la recta y puente de Quiddelbacher Höhe y llegamos a otro punto rápido y peligroso; Flugplatz. Desde el accidente en 2015 en una carrera donde un GT-R salió volando y de la pista, arroyando y matando a dos espectadores, se ha allanado el salto y es menos delicado, pero sigue siendo un sector muy rápido y difícil… pero también clave para hacer un buen tiempo, por la larga zona de ir a fondo que viene después.

Son dos curvas muy rápidas a derechas, ciegas, por lo largas que son, y se pueden dar a unos 170 kmh si las trazas “perfectas” en un coche pequeño, ligero y con semis, pero no es nada fácil.

Aquí un coche con buen apoyo aerodinámico ayuda mucho, pero la experiencia es tu mayor aliado. Necesitarás muchas horas de simulador o vueltas rápidas para salir rápido y con seguridad. Reconozco que aguanto la respiración antes de girar al primer vértice. Es de las partes más difíciles e importantes de toda la vuelta de hacer rápido.

Flugplatz

Primera zona realmente rápida, Flugplatz. Los dos “codos” a derechas de altísima velocidad son críticos por su dificultad y porque después viene una zona a fondo, con lo que es fundamental salir lo más rápido posible… ¡sin percances!

Según afrontamos toda la zona a fondo de Kottenborn tenemos que tener cuidado. Poco antes de llegar a Schwedenkreuz (“cruz sueca”) hay un pequeño desnivel (0.20 en el vídeo de abajo) al que se suele llegar a más de 200 kmh, incluso en coches pequeños.

Quédate siempre en el margen derecho, porque no es raro que el coche despegue (o amague hacerlo) a estas velocidades, y con mayor facilidad desde el lado izquierdo.

Trata de no adelantar nunca en este punto. A esta velocidad, perder el control es realmente fácil, y no es una zona que perdone para nada, como verás aquí:

Lo interesante viene ahora y este contenido es para Gentleman Driver .
Log In Regístrarse y acceder