Guía para usar el GPS en circuito 1

Bienvenido a esta guía. Si has llegado hasta aquí es porque estás en ese paso que quieres mejorar tu tiempo en circuito y has oído hablar de la “telemetría” esa cosa que está tan mitificada por lo complicada y técnica que aparenta ser. Además si investigas un poco, ves que los equipos necesarios al ser material técnico, no los encuentras ni en grandes superficies ni de una manera “asequible” a tu bolsillo y tú no tienes un gran equipo detrás para invertir en esos chismes y sus miles de canales.
Pero… ¿y si te digo, que hay una manera sencilla y económica de acceder a ese mundo? ¿Y que con un sólo canal podemos hacer más de lo que piensas?
Pues vamos a ello, bienvenido a un nuevo mundo de posibilidades.

– ¿Qué es el GPS y cómo funciona?

El GPS, siglas de Global Positioning System o en castellano, Sistema de Posicionamiento Global, como bien deja claro tanto su nombre como sus siglas, es un sistema capaz de indicarte cuál es tu posición en el globo terrestre.
Esta es la definición que tenemos del sistema, pero lo bueno que tiene, es que podemos reclamar nuestra posición a unos intervalos muy pequeños, de manera que haciendo el cálculo de la distancia entre dos puntos en uno de esos intervalos de tiempo, podemos obtener la distancia recorrida, la velocidad y la dirección.

Es importante saber cómo funciona este sistema de posicionamiento, para cuando lo usemos entendamos qué ha pasado en caso de que tengamos lecturas poco corrientes.
Para medir algo, necesitamos al menos un punto de referencia. Para dar esta referencia, el departamento de defensa de los EEUU puso en una órbita media (20.200km), una red inicial de 24 satélites y actual de 32, que cubren la totalidad del globo terrestre. Cada uno de estos satélites, tiene un reloj atómico extremadamente preciso, que emite su hora.

Ya que sabemos que la velocidad de las ondas electromagnéticas es constante en el vacío, si medimos el tiempo que tarda en llegarnos una señal, podemos saber a qué distancia se encuentra el satélite. De manera que al estar la red de satélites con una posición sincronizada y pudiendo calcular su posición tanto relativa como absoluta respecto a la tierra, podemos determinar nuestra posición. ¿Y a cuántos satélites hay que consultar? Pues a pesar de que el sistema se llama trilateración, no tenemos que contactar con tres satélites para tener una posición 3D, si no con un mínimo de 4.

Vamos a verlo despacio. Si atas un hilo a la punta de tu dedo y lo tensas, el dedo es el satélite emitiendo la hora y el hilo la distancia calculada, podrás mover el extremo libre en cualquier dirección dentro de los límites de la longitud del hilo. Si lo movemos a todas las posiciones posibles, se formará una esfera. Es decir, sabemos una longitud, pero no sabemos la dirección, porque todas son válidas.
Ahora le vamos a preguntar a un segundo satélite. Se repite el proceso y obtenemos igualmente una segunda esfera.
Lo bueno es que estas dos esferas van a tener una zona de contacto común (imagina que son pompas de jabón) que quedará delimitada por una circunferencia. Puedes hacer la prueba, ya que si te atas un hilo a cada dedo, verás que hay una zona en la que pueden estar los dos tensos y que si los mueves describirán una circunferencia.

Vamos a preguntar a un tercer satélite. De nuevo generará una esfera de posibles localizaciones. Pero esta vez lo que hacemos es que se corte con esa circunferencia que habíamos obtenido previamente. Para verlo más claro, imagínate una pompa de jabón muy grande y que no va a explotar. Ahora acercamos un aro, hasta que se introduzca parcialmente de manera que una parte se quede dentro de la pompa y otra parte fuera.
Tendremos dos puntos de contacto que son válidos ya que cumplen todas las condiciones de distancia.

De manera que echaremos mano de un cuarto satélite que es el que finalmente nos va aclarar cuál de esos dos puntos es el válido para nuestra posición.

Ya que estamos situados en el globo, y para no hacer más pesado esto, en el siguiente capítulo seguiremos viendo las bases y particularidades, sobre todo en lo que se refiere a alteraciones de la señal, de este sistema que nos ayudará mucho en el circuito 🙂

Daniel García-Carpintero Lucío

About Daniel García-Carpintero Lucío

Daniel comienza su contacto con el mundo del motor trabajando a los 16 años en el mundo del karting. Durante la carrera de Ingeniería Técnica forma parte del equipo para la Ecoshell marathon. Su proyecto final de carrera es el diseño y contrucción de un buggy. Terminada este primer periodo de formación, pasa a trabajar en la F3, para posteriormente formar parte de Truck Navarra Competición, equipo participante en el Campeonato de Europa de Camiones, donde en 2011 consiguen convertirse en el primer equipo privado en ganar una carrera. En 2012 gana el campeonato Británico con Summerfield TruckSport y actualmente milita en Reinert Racing, equipo que en 2013 terminó 9º en el Campeonato de Europa, habiendo obtenido podiums. En 2015 acabó 6º en el campeonato y 3º por equipos, ganando en Hungaroring y culminando con 2 victorias en Le Mans. En 2016, ganó el Campeonato de Europa de Camiones por Equipos. En pilotos, el compañero de equipo Jochen Hahn fue 1º, y los dos pilotos que tutelaba, René Reinert y Steffi Halm, quedaron 3º y 4ª.

Deja un comentario