Baila sobre tus pedales (III): Domina el punta-talón en tres pasos

“¡Maldito punta-talón! ¡No me sale!” “¿Pero dónde lo hago…?” etc, etc. Sí, sí, también nos hemos visto en esa situación y hoy os decimos cómo aprender a dominarlo más fácil, paso a paso.

Layout-2

Práctica, práctica y más práctica…

Vayamos por partes. Esta técnica no es fácil. Requiere mucha práctica y dedicación. Si no tienes paciencia y tesón, no te va a salir. Aunque si te gusta mucho conducir, igual este es un buen ejercicio para practicarla…

Te desglosamos los pasos para hacerlo de manera más progresiva y fácil en tres escalones para que practiques con diferentes de niveles dificultad y con mayor seguridad.

Práctica 1: Acelerador

Primero tienes que aprender a igualar las revoluciones, y hay una manera más simple que meterse directamente con el punta-talón. A partir de ahora, llegando a los semáforos y cruces, en vez de frenar, o hacerlo con el método de reducir de marchas con freno motor que te enseñan en la autoescuela, haremos un paso intermedio al punta talón.

Empieza anticipándote a los semáforos y donde antes reducías de marcha soltando el embrague, intenta hacer el punta talón, pero sin frenar, es decir:

1. Dejando que el coche vaya perdiendo velocidad, sin frenar, ni acelerar, pisa el embrague.

2. Da un golpe de gas y observa hasta donde suben las revoluciones.

3. Cuando alcances las que crees que corresponden a la velocidad del coche con la marcha inferior, reduce y, una vez engranada (si lo haces bien, la marcha debería entrar muy suave), suelta el embrague rápidamente.

Repasa esta técnica con este vídeo que hemos preparado:

Lo interesante viene ahora y este contenido es para Lector registrado y Gentleman Driver .
Log In Regístrarse y acceder