Cómo gestionar errores en circuito

Todos los pilotos cometen errores y ser capaz de reconocerlos y analizarlos es vital. Hasta que te conciencies de esto, no vas a ser capaz de evolucionar en tu conducción.
No te estoy diciendo que ahora te dediques a cometer errores, sólo que les prestes la atención que necesitan, en vez de pasarlos por alto.

La diferencia entre un piloto muy bueno y uno bueno o normal, es la consistencia, y esta consistencia no es más que la suma de la experiencia en errores y la habilidad de haberlos analizado, ya que con esto consigues ir muy cerca de tus límites pero sin sobrepasarlos, osea, sin cometer aún más errores.

¿Qué reduce los errores?

Fijarnos en los detalles. Hay que potenciar la capacidad de ver mucho más que la línea negra que es la carretera. Hay que tomar miles de referencias.
Ponemos un ejemplo: Hay una doble curva. ¿En qué nos fijamos? Un conductor poco experimentado verá la topografía plana de la curva y cómo pasa de derechas a izquierda.
Y es una curva que se le atraganta mucho. No hay vez que sienta que la da bien. Pero no sabe por qué.

ascari_chicane_italy-13_191

Sin embargo un piloto experimentado, habrá ido un poco más allá. Se ha fijado que la transición coincide con un cambio de asfaltado, que el piano de entrada es muy alto, pero sin embargo el de salida es bajo y se puede apurar. También que uno de las bandas blancas, está marcada de negro, y que es esa a la que tiene que apuntar.
Obviamente, tiene muy claro que el inicio del piano es su punto de inicio del giro y siempre procura estar encima.

¿Qué hemos conseguido maximizando nuestra atención? Minimizar los errores, convertirlos en errores cada vez mas chiquititos, de manera que son más fáciles de analizar y solucionar.

Casos grandes y puntuales y cómo solucionarlos.

El error general más común es tirarse muy pronto a cerrar la curva. Suele ser causado por haber medido mal la frenada. De manera que hemos frenado muy pronto, y no hemos recalculado el punto de giro, de manera que tocando el interior prematuramente, estamos condenados a perder velocidad en la salida en el mejor de los casos, y en la mayoría a irnos muy fuera o incluso al sembrado. Solución. Tomar muchas referencias de frenado y en la siguiente, frenar más tarde.

Phillip-Island-Classic-2014-Sunday-Carey-McMahon-1989-Group-A-HR31-Nissan-Skyline-Terry-Lawlor-R32-GT-R-Turn-6-entry-McMahon-lock-up-pan-5

Siguiente caso. Nos pasamos de frenada. Pues lejos del típico “parar el coche”, mi recomendación es que en este caso sí que te tires pronto al vértice, y encima, que reduzcas ligeramente la frenada una vez que casi estés allí. El motivo es que de esta manera, alargamos la pista, añadiéndole el ancho de la curva, con lo que estamos fabricando una escapatoria de asfalto, que nos da un tiempo extra para recuperar el coche antes de ir al sembrado. La cuestión de aligerar la frenada (que no dejar de frenar)
es que conseguimos mayor direccionabilidad, y así podemos mantener más tiempo el coche en lo negro. Lo más curioso de esto, es que probablemente compruebes que tu coche es capaz de aguantar esa exigencia de paso por curva que le estás marcando, y puedas elevar de cara a un futuro tus referencias de “cuáles son los límites del coche”

03 bmw gt spin out

Caso fatídico. Hacemos un trompo. Aquí hay que recordar dos cosas: Mirar siempre a dónde queremos ir, y tener pisados a la vez freno y embrague.
Pisar freno, es evidente, hay que parar el coche. Y si quieres minimizar daños, haz que se bloqueen las ruedas (si no tienes ABS). De esta manera el coche seguirá en línea recta y te ahorrarás los golpes tontos con los laterales de la pista por querer recuperar lo irrecuperable. Lo de mantener el embrague pisado, es para que no se cale el motor, y una vez que esté parado, puedas moverte. No vas a ser el primero que hace un trompo, se queda en mitad de la pista calado y reza a todos los santos hindúes para que no venga alguien y se lo lleve puesto de cromo.

Grábate estos tres ejemplos, para cuando te ocurra, sea lo que se te venga a la cabeza, no el pánico.

Y lo más importante de todo este texto, es la parte de maximizar tu atención. ¡Trabájalo!

Daniel García-Carpintero Lucío

About Daniel García-Carpintero Lucío

Daniel comienza su contacto con el mundo del motor trabajando a los 16 años en el mundo del karting. Durante la carrera de Ingeniería Técnica forma parte del equipo para la Ecoshell marathon. Su proyecto final de carrera es el diseño y contrucción de un buggy. Terminada este primer periodo de formación, pasa a trabajar en la F3, para posteriormente formar parte de Truck Navarra Competición, equipo participante en el Campeonato de Europa de Camiones, donde en 2011 consiguen convertirse en el primer equipo privado en ganar una carrera. En 2012 gana el campeonato Británico con Summerfield TruckSport y actualmente milita en Reinert Racing, equipo que en 2013 terminó 9º en el Campeonato de Europa, habiendo obtenido podiums. En 2015 acabó 6º en el campeonato y 3º por equipos, ganando en Hungaroring y culminando con 2 victorias en Le Mans. En 2016, ganó el Campeonato de Europa de Camiones por Equipos. En pilotos, el compañero de equipo Jochen Hahn fue 1º, y los dos pilotos que tutelaba, René Reinert y Steffi Halm, quedaron 3º y 4ª.

Deja un comentario