Cómo afectan los cambios en las llantas

El otro día hablábamos de todo lo que hay que saber de las llantas, desde su construcción, hasta todas sus medidas. Hoy hablamos de como afecta cambiar esas medidas para que puedas ajustar tu coche a tus necesidades y usos.

¿Cómo afectan los cambios de las medidas de una llanta?

Algunos pueden ser perjudiciales o beneficiosos, según lo que persigas cambiar, pero te garantizamos que el cambio va a estar ahí, lo quieras -o sepas- notar, o no:

TPS_Mini_PR12_a

Una llanta más grande que lo que necesitan los frenos suele escogerse (erróneamente) por estética, aunque hasta esta sufre si los frenos no “llenan” su interior.

Diámetro

Un diámetro de llanta mayor sólo debería de montarse cuando instalas unos frenos de mayor tamaño que no caben en tus llantas anteriores. Este cambio siempre ha de evitarse en la medida de lo posible, ya que aporta un mayor peso (a igualdad de modelo de llantas), y por tanto, una peor absorción de los baches (suponiendo que mantenemos el diámetro de rueda), haciendo trabajar más a la suspensión, frenos y al motor, reduciendo las prestaciones y aumentando el consumo.

Las únicas ventajas puede que sean un poco más de precisión al volante, al reducir el perfil (a igualdad de diámetro), pero eso es más notable con el ancho de la llanta, que es lo que deberías de cambiar para ajustar esa precisión, no con el diámetro. Y la otra posible ventaja, es que tengas una ligera mejora de la refrigeración de tus frenos (discutible, según el diseño de las caras, radios, etc).

Y viceversa con un diámetro menor, aunque tal vez no dispongas de suficiente sitio para que entre la pinza. Consúltalo antes de hacer un cambio, pero en ocasiones puede ser beneficioso cambiar de diámetro por una monta de neumáticos más prestacional, barata, o simplemente, que se ajusta mejor a nuestras necesidades, como puede pasar con medidas muy comunes y competidas, como la 195/50R15 ó 225/45R17, de las que hay muchísimas marcas con modelos prestacionales y precios bastante ajustados.

 

34ywnma

Las llantas desmontables son más fáciles de aumentar de anchura, por su modularidad

Anchura

Una llanta más ancha, al estirar el perfil del neumático y ejercer un estiramiento en el perfil, puede darte algo más de inmediatez y precisión de guiado, pero cuidado; al aumentar el diámetro, también aumenta el peso de las masas no suspendidas, que son las que más se perciben. Y además, si nos pasamos, podemos acabar haciendo al coche demasiado nervioso.

Os recomendamos seguir las indicaciones de estas tablas como ya comentamos en el anterior artículo de esta serie, tanto desde la medida del neumático, como desde el de la medida de la llanta.

Además, no olvides que dejas más expuestas las llantas, por ejemplo de cara a rozarlas con un bordillo al aparcar. También aplicamos lo mismo con una llanta más estrecha. Puedes ganar algo de ligereza, pero puede que pierdas algo de respuesta del volante.

Lo interesante viene ahora y este contenido es para Gentleman Driver .
Log In Regístrarse y acceder